tarta de queso americana al horno corte 2

Tarta de queso americana al horno

 Receta mejorada -¡pero mucho!- de la tradicional tarta de queso americana al horno. Si quieres triunfar con un postre, apuesta por este plato.

Estamos seguros de que esta tarta de queso americana al horno os va a encantar. Es una receta algo más complicada de cocinar que las tipicas cheesecakes o tartas de queso que se pueden incluso hacer a base de polvos (con perdón)

Pues no, señores. Esta no es una de esas recetas de “ñigui ñogui”. Esta es una señora tarta que entusiasmará a propios y a extraños, inspirada en la receta de tarta de queso americana original, a la que hemos dado un par de vueltecillas.

Si la probáis, estoy convencido de que no volverás a comer una tarta de queso “de las otras”.

INGREDIENTES

  • 250 gramos de galletas tipo maría.
  • 100 gramos de mantequilla.
  • 30 gramos de harina de trigo.
  • 200 ml de nata líquida (materia grasa 35 %).
  • Zumo de medio limón.
  • 1 cucharada de postre de esencia de vainilla.
  • Ralladura de 1/2 limón y 1/2 naranja (o pomelo).
  • 900 gramos de queso fresco tipo Philadelphia.
  • 330 gramos de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 150 gramos de mermelada (nosotros hemos usado mermelada de frambuesa).
  • 100 ml leche entera.
  • 100 gramos de fresas (opcional)
  • Arándanos (opcional)

ELABORACIÓN DE LA RECETA DE TARTA DE QUESO AMERICANA AL HORNO

  1. Con unas varillas eléctricas mezclamos la nata con el zumo del limón. Ponemos la mezcla en la nevera.
  2. Trituramos las galletas.En el microondas licuamos la mantequilla.
  3. A las galletas trituradas le añadimos la mantequilla, y mezclamos con las manos. Se trata de obtener una masa homogénea.
  4. Prensamos la masa de galletas sobre el fondo de un molde desmontable para horno. La idea es que nos quede una base para nuestra tarta, así que la masa de galleta debe cubrir todo el fondo y hasta dos centímetros por los lados (como un pequeño muro circundante).
  5. Ponemos el molde con la galleta en la nevera, para que se solidifique la mantequilla.
  6. En un bol aparte mezclamos el queso fresco, lo batimos con varilla y vamos añadiendo el azúcar.
  7. Una vez estén mezclads el queso y el azúcar, se van añadiendo los huevos de uno en uno sin dejar de batir.
  8. Añadimos las ralladuras de limón y de naranja (o pomelo)
  9. Sacamos la mezcla de nata y limón que teníamos en la nevera. Le añadimos la harina y la vaninilla. Mezclamos bien.
  10. Esta mezcla la añadimos al bol donde tenemos la mezcla del queso, e integramos.
  11. Vamos precalentando el horno a 170 grados.
  12. Añadimos la leche y revolvemos bien con las varillas.
  13. Hecha la mezcla, añadimos si queremos unos arándanos, y le damos unas vueltas.
  14. Vertemos la mezcla en el molde con la galleta.
  15. Metemos el molde en el horno, a altura media y a 170 grados durante 50 o 60 minutos.
  16. Apagamos el horno, pero dejando dentro la tarta de 3 a 4 horas, para que baje la masa.
  17. Sin desmoldar, ponemos la tarta en la nevera al menos durante media hora.
  18. En un vaso para brazo eléctrico, ponemos la mermelada y batimos.
  19. Extendemos la mermelada sobre la parte superior de la tarta, sin desmoldar.
  20. Podemos cortar unas fresas a cuadros, y repartirlas sobre la mermelada.
  21. Dejamos que se enfríe en la nevera una hora más, y luego ya podemos desmoldar.



CONSEJOS Y VARIANTES

  • Si el molde desmontable que usáis no es muy alto, puede pasar que la masa al subir en el horno sobrepase los bordes del mismo, y luego al bajar se rasgue, rompiendo un poco la parte superior. No os asustéis, ya que es un mero daño estético que además luego podremos camuflar al echar por encima la mermelada.

IMÁGENES PASO A PASO

¿Te ha gustado?

Deja un comentario